Noticias, tips e interés

Noticias / Información

Nuevas apuestas de los planes RSE en compañías dentro del país

Hoy en día las compañías saben que un punto que evalúan sus clientes y la opinión pública son los planes de responsabilidad social, pues ahora son herramientas que en algunos casos les traen beneficios y a su vez contribuyen al progreso medioambiental o social.

En Colombia, la consultora Monitoring for Corporate Social Responsibility (Mcsr) ha detectado que por cada 10 empresas con ingresos anuales superiores a $1.000 millones, por lo menos siete ya implementan las estrategias de RSE.

Aunque estos programas popularmente se asimilan como campañas para convertir a las empresas en amigas del planeta, Mcsr encontró que en las corporaciones colombianas, las nuevas tendencias se enfocan en implementación de ahorro energético, cuidado del agua, reciclaje, patrocinios a estrategias sociales y protección de los derechos de animales.

“Estas son las ramas de la responsabilidad social que están siendo muy implementadas por las compañías colombianas y por las extranjeras con sede en el país, hablamos de que contrario a lo que se cree, las principales ciudades son un ejemplo de que el empresariado se mete la mano al bolsillo por aportar a la sostenibilidad. Aunque no hay una regla de cuánto invertir, un promedio que hemos encontrado es que entre 5% y 10% del presupuesto anual termina como capital para estos planes”, aseguró la directora de análisis de Mcsr para América Latina, Andrew Milaf.

 

Según los informes de la consultora, en el país durante 2015, se habían registrado casos de programas RSE en 1194 compañías, la cifra creció en 2016 a 1450, y a junio de este año el conteo ya iba en 832 empresas.
Aunque la cifra no es un mal número, hoy Colombia aún está lejos de lo registrado en otras naciones, pues en la región, donde mayores casos de programas de RSE se visualizan, son en las industrias de Brasil, Chile y Argentina.

A la hora de examinar las iniciativas más implementadas en el país, los temas que más resaltan son los programas energéticos. Estos consisten en sistemas de ahorro de electricidad. Un ejemplo claro son las estaciones de servicio o centros comerciales que le están apostando a la implementación de paneles solares para aprovechar la luz del día y convertirla en energía limpia.

“Para las empresas está resultando ser un sistema de ahorro de dinero, y al mismo tiempo una oportunidad para iniciarse en un programa de RSE, los paneles que ya funcionan en ciudades como Bogotá o Medellín aportan hasta 30% de la energía que antes usaban con los sistemas eléctricos”, explicó Luis Armando Romero, analista de energías renovables de la Universidad Nacional.
En cuanto a las tendencias que buscan ser más responsables con los recursos naturales, aparece el trato al agua lluvia. A la hora de discriminar por ciudades, Bogotá es la capital con mayores niveles de ahorro, sobre 100% de las empresas a las que se les hizo seguimiento el año pasado, 32% tiene procesos activos para aprovechar el líquido, luego 28% en Medellín, 16% en Cartagena, 11% en Barranquilla, y 13% en Cali.

Estos planes consisten en adaptar el agua lluvia para lavado de pisos, sanitarios y todo tipo de procesos de limpia.
El tercer punto es el reciclaje, “si bien por años se ha enseñado a que las personas deben depositar las basuras de forma segmentada, hoy en día parecen ser más conscientes y para eso las empresas han optado por puestos de basura especializados, ahora se separan más los cartones de otros residuos, es una estrategia común y amiga con el medio ambiente”, agregó Milaf.

Los proyectos sociales aparecen en el segundo puesto. Este punto tiene que ver con los programas que las empresas patrocinan como lo son los eventos deportivos para poblaciones en alto riesgo, apoyo escolar o jornada en las que se cubren los gastos de brigadas médicas.

“Este tipo de estrategias de RSE, son diferentes a que una empresa done un dinero a una fundación. Una cosa es que yo como compañía me interese en apoyar con dinero a una organización sin ánimo de lucro, a crear mis propios planes para beneficiar a una comunidad. Así es como en Colombia han nacido grandes aportes de la industria”, explicó el director de la Fundación Huella Verde, Santiago Arizmendi.

Por último, una nueva tendencia que parece ser más buscada por los empresarios es el apoyo a las estrategias que protegen los derechos de los animales y el cuidado de la vegetación.

El segundo protagonista es Barranquilla con las compañías caribeñas que desde el año pasado programaron un fondo para la limpieza de las playas de la ciudad.

Fuente: www.larepublica.com